¿Por qué todos los caminos conducen a la miseria del panóptico?

La seguridad ciudadana, como política pública, no puede limitar las libertades individuales. De allí que ninguna de las tres instituciones públicas como dispositivos disciplinarios (Foucault, 1989) –policía, justicia y cárcel- puedan violar ningún derecho y mucho menos el de la libertad, porque éste...

Full description

Saved in:
Bibliographic Details
Main Author: Carrión Mena, Fernando
Format: Artículos
Published: FLACSO sede Ecuador. Programa Estudios de la Ciudad 2007
Subjects:
Online Access:http://hdl.handle.net/10469/81
Tags: Add Tag
No Tags, Be the first to tag this record!
Description
Summary:La seguridad ciudadana, como política pública, no puede limitar las libertades individuales. De allí que ninguna de las tres instituciones públicas como dispositivos disciplinarios (Foucault, 1989) –policía, justicia y cárcel- puedan violar ningún derecho y mucho menos el de la libertad, porque éste prevalece sobre la seguridad, tanto que es un derecho humano que debe ser protegido legal e institucionalmente. Sin embargo, el sistema penal lo hace y al hacerlo trastoca la ecuación: pone la seguridad por sobre la libertad; la carreta delante de los bueyes…